Los blogs independientes son quizás los que mejor reflejan el espiritu innovador y la flexibilidad de este nuevo medio. Cualquiera con acceso a una conexión de internet puede volverse periodista desde su casa. Con base en búsquedas de google y una dirección de email, y una línea de teléfono se puede tener una verdadera agencia de noticias.

Durante las elecciones la  “blogósfera”  independiente se ha convertido en el medio por excelencia para que circulen primicias o rumores  que pasan inadvertidos, al menos al principio,  para los medios masivos.  Un ejemplo del lado bueno y el no tan bueno de este tipo de rumor se dió la semana pasada cuando el blog liberal Daily Kos circuló la historia de que Sarah Palin no es en realidad la madre de su bebé recién nacido, sino que estaría encubriendo el embarazo de su hija de 17 años,  Bristol. En beneficio del Kos se debe decir que hicieron claro que se trataba de un rumor sin confirmar basado en evidencia circunstancial como ésta la foto en la que Palin se ve asombrosamente delgada para una mujer con 7 meses de embarazo.

Sarah Palin, 7 meses de embarazo

Cuando los rumores tomaron fuerza y los periodistas políticos empezaron a hacer preguntas Palin se vio obligada a anunciar que Bristol tenía 5 meses de embarazo. A pesar de que el rumor era fundamentalmente falso había algunas piedras sonando en el rio.

Si bien en la superficie de los las grandes cadenas como CNN o ABC la noticia del embarazo desapareció por el momento, en la blogósfera siguen circulando teorías audaces, por ejemplo que el encubrimiento sería cierto y que Bristol va a “perder” un bebé que nunca existió poco después de las elecciones.

Los tabloides amarillistas también se sumaron al esfuerzo.  Algo que debe tener especialmente alarmada a la campaña republicana es que el National Enquirer afirma tener pruebas de que Sarah Palin tuvo un amorío con un compañero de trabajo que estuvo a punto de terminar con su matrimonio.  Si bien el Enquirer normalmente vive de reportar avistamentos de ovnis o fotos paparazzi de Britney Spears,  este tabloide se puede preciar de haber descubierto un romance extramarital (en español!) que terminó hace poco con la carrera de John Edwards, hasta hace unos meses un firme candidato a vicepresidente de Obama.

Es seguro que los medios de comunicación más serios estarán prestando atención cuando el Enquirer publique su exclusiva sobre el supuesto romance de Palin el lunes entrante.

Rumores descabellados sobre los candidatos son al pan de cada día en las elecciones, por ejemplo, la campaña de Barack Obama tuvo que crear una  página web exclusivamente dedicado a desvirtuar los rumores en su contra que circulan constantemente.

Todo indica que en las semanas por venir  Sarah Palin y su familia van a ser un tema preferido para bloggers, tabloides y en últimas, las grandes cadenas y diarios.

Anuncios