Después de los repuntes en las encuestas que eran de esperarse tras la convención de cada partido  y de  la turbulencia noticiosa y entusiasmo generados por la entrada de la gobernadora de Alaska en la carrera presidencial, el resultado final para el comienzo de la recta final en el proceso electoral parece ser un empate. La encuesta de Gallup marca una diferencia de el 1%, apróximadamente el mismo punto en el que estaban los números antes de que la convención demócrata comenzara.

Gallup 16.09, McCain arriba por un punto
Gallup 16.09, McCain arriba por un punto

Parece que el efecto Palin está perdiendo su impacto, algunos predicen que se trata de una burbuja destinada a explotar cuando los medios decidan que Sarah Palin ya no es una novedad. Por otra parte, el empate técnico es casi un parte de éxito para McCain, quien tiene que vivir a la sombra del presidente más impopular de la historia. El candidato republicano tiene que tomar distancia, pero no demasiada porque Bush es popular todavía con una buena parte de su partido.  Habrá que ver cómo las campañas enfrentan las noticias de la crisis en Wall Street, ambos candidatos intentarán demostrar su capacidad para resolver los graves problemas de la economía.

Anuncios